martes, 26 de febrero de 2013

En las montañas del norte de Vietnam

18 de marzo de 2012, de Lao Chai a Ta Van (Vietnam)
Día 83 en la Indochina

El día siguiente al domingo de mercado en Bac Ha, llegamos a Sapa a trompicones, en un autobús repleto. Almorzamos en una terraza y por la tarde, paseamos explorando el lugar, entre los puestos de las calles empinadas.
La ciudad remota de Sapa, es una antigua estación apacible, a la que es fácil acomodarse.

Liz siguió nuestros pasos un buen rato, hasta que decidió interrumpir nuestra marcha para lanzar su oferta: una ruta a pie por las terrazas de arroz a un precio más razonable que el de las agencias de senderismo locales, y con alojamiento en su casa incluido. Al final aceptamos la oferta del alojamiento, pero acordamos que nos encontraríamos directamente en el segundo puente de Ta Van, donde terminaba el itinerario del primer día. Quisimos hacer el camino por nuestra cuenta, dado lo fácil que parecía orientarse por una senda a lo largo del río. 

Nos hicimos con un mapa y al día siguiente emprendimos la caminata. Paso a paso descendimos hasta llegar a media mañana a pie del valle, donde hicimos un alto. La tranquilidad del lugar inspiró la siguiente estrofa, que anoté en mi cuaderno: "La brisa zarandea las cañas de bambú que crujen dóciles como al pisar los tablones de madera de una casa vieja. Las hojas sonajeras siguen el canto".

Tras coger aliento, continuamos el sendero a lo largo del río y proseguimos con una subida por las verdes montañas escalonadas, donde los agricultores araban la tierra, para después sembrar el arroz en la mitad fértil del año.

Llegamos por la tarde al punto de encuentro, donde nos esperaba Liz. Ta Van es popular por sus homestays que, como nos revelaría Liz durante la velada, bien podrían llamarse hoteles, pues son meros negocios llevados por empresarios vietnamitas que se apoderan de todo el beneficio de la gran afluencia turística en Sapa, ayudados por las agencias de esta ciudad. 

Seguimos a nuestra anfitriona subiendo por la ladera del valle opuesta hasta Hao Thao, aldea del pueblo Hmong. Durante la cena reímos en esta espontánea pensión familiar, donde compartimos cubierto con su familia y amigos. Recuerdo como Liz nos explicaba, entre tragos del incoloro vino local, la procedencia china de su pueblo. Sin duda la acogida y hospitalidad de esta familia fue extraordinaria, tanto como las montañas del norte de Vietnam que habitan.




lunes, 11 de febrero de 2013

Mercado dominical de Bac Ha

17 de marzo de 2012, Bac Ha (Vietnam)
Día 80 en la Indochina

Viajamos de noche en un tren que nos trajo desde Hanoi hasta Lao Cai. Fue el desayuno lo que marcó el comienzo de este día. Anduvimos hasta la estación de autobuses, unos pocos metros la separaban de la del ferrocarril, de no ser por las indicaciones confusas o quizá malentendidas por nuestras mentes aún soñolientas, que nos hicieron desandar lo andado. En dos horas más en autobús, ascendimos hasta Bac Ha, una población cercana a la frontera con China. Donde disfrutando del aire fresco entre montañas, nos olvidamos del trajín de la capital vietnamita.

Las imágenes que tomé estos días, son resultado de deambular por este pueblo y su célebre mercado dominical.

Bac Ha, Vietnma, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

En las lonjas, los mercaderes despachan y los compradores se hacen con víveres y enseres para toda la semana. Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

Bac Ha, Vietnam, 2012

sábado, 29 de diciembre de 2012

La bahía de Halong terrestre

9 de marzo de 2012, de Ninh Binh a la bahía de Halong, Vietnam.
Días 72 y 73 en la Indochina

A deshora los gigantes barbados del delta acuden con asiduidad a una convocación anónima, o quizá sea por emular a sus homólogos marinos.
Los atravieso por su garganta en una barca que zozobra mientras hiende el agua del pasadizo. Entra y sale de las cuevas del laberinto acuático.

Me alejo. Desde la distancia, siento esta congregación de peñones dialogar, camuflados en la nivola.




Paisajes de Ninh Binh, en la región Delta del río Rojo:
Ninh Binh, Vietnam, 2012
Ninh Binh, Vietnam, 2012
Ninh Binh, Vietnam, 2012

Ninh Binh, Vietnam, 2012

Ninh Binh, Vietnam, 2012

sábado, 8 de diciembre de 2012

El patrimonio del centro de Vietnam

Del 2 al 7 de marzo de 2012, en el centro de Vietnam
Días 65-70 en la Indochina

Este centro geográfico, es también cultural, pues alberga tres Patrimonios de la Humanidad: la Antigua Ciudad de Hoi An, el Santuario My Son y el Conjunto de Monumentos de Hue.

Hoi An (Faifo)
Entre los siglos XV y XIX fue un puerto comercial del pueblo Champa, y en la ciudad convivieron pueblos provenientes de diversas culturas, de lo que es reflejo su arquitectura de una peculiar combinación de estilos extranjeros y autóctonos. Monumentos del centro histórico de esta ciudad portuaria, están hoy en exposición, como: el emblemático puente cubierto japonés, que unía el barrio nipón al barrio chino y cuyas estatuas a ambos lados indican que fue acabado, en el año del Perro a finales del siglo XVI; la vieja casa Phung Hung, construida en 1780 sobre ochenta pilares de madera que es reminiscencia del mestizaje de culturas con englobando los estilos arquitectónicos vietnamita, chino y japonés; la casa comunal cantonesa (de la Congregación china Quang Dong) con bajorrelieves y pinturas tradicionales chinas; la casa sino-vietnamita de Tan Ky del siglo XVIII; o la capilla de la familia Tran, regida por la treceava generación del linaje de aquel emigrante mandarín que la erigió.
A un agradable paseo en bicicleta desde esta ciudad costera, después de atravesar los anchos campos de arroz, se extienden dos playas magníficas: An Bang y Cua Dai.
Hoi An, Vietnam , 2012

Hoi An, Vietnam, 2012


My Son
A 40 kilómetros de Hoi An se encuentran el Santuario de My Son, centro religioso y político de la civilización Champa, entre los siglos IV y XIII. Este conjunto de templos dedicado a Shiva, es un ejemplo excepcional de la introducción de la arquitectura hinduista en Asia Sudoriental. Los bombardeos americanos arrasaron parte de las alrededor de setenta obras arquitectónicas, al servir estas ruinas de guarida al Viet Cong, de los que una veintena de edificios resisten en buen estado. Estos vestigios son el testimonio artístico más importante del Reino Champa. El misterio arquitectónico de la anexión de los ladrillos rojos por sus maestros, ha dado lugar a numerosas teorías que no han conseguido descifrar con certeza el "cemento milenario" que hace que estos templos-torre sigan  en pie hoy en día.

My Son, Vietnam, 2012

My Son, Vietnam, 2012

Hué
Un tren une Da Nang y Huê, por el litoral. Las vistas al mar merecen este trayecto a la antigua capital imperial de la dinastía Nguyen. La ciudadela, las tumbas reales, los monumentos y pagodas en ambas orillas del río de los Perfumes que atraviesa Hue, prueban la grandeza de este centro político, cultural y religioso del Vietnam unificado desde 1802 hasta 1945. El Emperador Gia Long construyó la Ciudadela de Hue en 1805; la imponente puerta sur es un ejemplo de arquitectura defensiva asiática y da acceso a esta extensa fortaleza que cerca entre sus murallas la Ciudad Imperial, la Ciudad Púrpura Prohibida y la Capital, además de templos, el teatro real, una biblioteca, miradores, jardines y palacios.


Hue, Vietnam, 2012

Hue, Vietnam, 2012

Hue, Vietnam, 2012



sábado, 24 de noviembre de 2012

Tony Gatlif: "Indignez-vous!"

Encuentro con Tony Gatlif en el teatro Artistic Athévains en París, con la proyección de su documental sobre la obra de Stéphane Hessel (¡Indignaos!, 2010).

El talento del cineasta Tony Gatlif (Gadjo dilo, Exils) retrata de una manera instintiva y poética el mensaje de Hessel: La necesidad de la universalidad de los derechos humanos fundamentales y la efectividad a través de una justicia internacional. La facultad de alineación, frente a la indiferencia, contra la productividad y la mundialización económica que ponen en peligro a la humanidad, como portadoras de violaciones de los derechos de las personas, amenazando valores como la ética, la justicia y el equilibrio durable, que incluso pueden llevar al planeta a ser inhabitable.

Tras la proyección de su película documental ayer, Gatlif explicó: "Necesitaba hablar con Hessel y los actores de este movimiento en España, Grecia, Francia y otros muchos países, para entender qué estaba pasando en este momento, en un ámbito internacional". Su compromiso transfronterizo, le ha llevado esta vez a un documental intuitivo sobre el panfleto best-seller de Hessel, quien participó en la redacción de la Declaración Universal  de los Derechos Humanos de 1948, y  recita en la cinta el ensayo que publicó a sus 93 años de edad, llamando a la insurrección pacífica: "resistir es crear, crear es resistir".

El encuentro concluyó con un debate posterior en el que se resaltó la necesidad de especificar el modo de conseguir el cambio, además de la idea gandhina de la no violencia, a través de un movimiento social, aprovechando la interconectividad y todos lo medios a su alcance, así como la necesidad de una prensa independiente. "Con una simple mirada alrededor, encontrarán testimonios de personas en situaciones difíciles" nos advierte este poético docu-libro. Gatlif remarcó el sentido de la urgencia cuando presentó este documental en el canal ARTE: "es una cuestión de ética y compromiso, donde hay voluntad, hay camino".


jueves, 22 de noviembre de 2012

Vietnam en el cine

El relato hollywoodiense, desde el punto de vista del invasor, ha destacado en numerosas ocasiones los horrores de la guerra entre Vietnam y los Estados Unidos (1964-1975) con clásicos como Apocalypse Now (Coppola, 1979), Platoon (Stone, 1986) y Full Metal Jacket (Kubrick, 1987).

Sobre la época anterior, en Indochina (Regis Wagnier, 1992), desde una perspectiva colonialista, se relata la historia de una heredera de una plantación de caucho y de su hija adoptiva, en los últimos años de la colonización y de la rebelión comunista contra Francia. La guerra, su amor por un mismo hombre y el fin de la Indochina Francesa, les hará recorrer Vietnam por caminos opuestos, desde Saigón a la Bahía de Halong.

La película El olor de la papaya verde (1993), del director vietnamita Anh Hung Tran, muestra la situación de la mujer en el Saigón de los años 50, a través la vida de una niña empleada como sirvienta en el seno de una familia de la ciudad.

En lugar de palomitas
Mientras los menos escrupulosos pueden abrir el apetito con una fritanga de insectos; ningún viajero cinéfilo debiera resistirse al verdadero lujo asiático: la fruta. Una ensalada de papaya verde para evocar Vietnam, o volver con el paladar a Myanmar, con un  zumo de aguacate; y a Tailandia, al saborear la fruta del dragón. Por parafrasear a Eliane en Indochina: poca comparación merece la insulsa manzana, con el sabor del mango.

Bahía de Halong, Vietnam, 2012.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Ho Chi Minh

28 de febrero de 2012, Ciudad Ho Chi Minh (Vietnam)
Día 62 en la Indochina.

La Oficina Central de Correos, Ho Chi Minh, Vietnam, 2012.
El retrato de Ho Chi Minh preside la oficina de correos central de la capital homónima de Vietnam. La estructura metálica de este edificio, de estilo arquitectónico gótico, fue diseñada por el mismo Gustave Eiffel en los años de la colonización francesa (1891). La antigua Saigón, capital de la colonia de la Cochinchina desde 1862, fue rebautizada en 1975 con el nombre de Ciudad Ho Chi Minh, como distinción póstuma al líder comunista y presidente de la República Democrática de Vietnam, de 1954 a 1969. 

Ho Chi Minh, hijo de un nacionalista pero también alumno de un colegio francés, fue consciente desde muy pequeño de la opresión colonial y las desigualdades entre vietnamitas y colonos. Desde muy joven, trabajar de cocinero le permitió viajar, primero en un barco, y después a los Estados Unidos y el Reino Unido.

Más tarde desde Francia, La Unión Soviética y China, lideró un movimiento anticolonialista y comunista. En París, ya como militante, publicó en la revista Le Paria (que él mismo fundó en 1922), artículos en los que denunciaba asesinatos y crímenes de los colonos franceses contra civiles. Precisamente, el corazón de la metrópoli colonizadora constituyó un espacio político favorable a la creación de movimientos nacionalistas, en los que crecerían los futuros dirigentes independentistas de la descolonización.

En 1940, tras 28 años de trayectoria internacional en el extranjero, volvió a Vietnam para lograr su independencia y formó el Vietminh (la liga para la independencia de Vietnam). Durante la II Guerra Mundial, combatió la ocupación japonesa (1940 y 1945), y después retomó la lucha contra los colonos franceses (1946-1954), quienes fueron derrotados en la Batalla de Dien Bien Phu.  Ho Chi Minh fue proclamado entonces presidente de la República Democrática de Vietnam, cargo que ejerció hasta su muerte en 1969, y durante el cual perdió el control del sur y comenzó la célebre Guerra de Vietnam contra los Estados Unidos, tantas veces representada en el cine.

Desde entonces y hasta la fecha, Ho se convirtió en un símbolo para el régimen comunista y su retrato no sólo preside los edificios públicos de Vietnam, como la oficina central de correos, sino que también aparece impreso en los billetes de dong y el culto a su personalidad sigue siendo utilizado en la propaganda de este país, para el que fue su libertador.